¿Donde vives, dentro o fuera de la Caverna? Tu eliges

Hoy quiero trasladar al presente el Mito o Alegoría de “La Caverna de Platón”

caverna de platon

Mito de la Caverna de Platón

El Mito de La Caverna de Platón nos hace entender, a modo de metáfora, el como los seres humanos interpretamos o pensamos que es la Realidad  o como son las cosas.

Relata como las personas cuando nacían eran encadenadas por el cuello y por las piernas en el interior de una caverna, lejos de la entrada a la caverna y tras un muro. Lejos de la entrada no se podía ver el resplandor del Sol, no se oían sonidos del exterior. Estas personas encadenadas y mirando hacia el interior de la caverna veían pasar unas figuras, unas sombras, al mismo tiempo que en algunas ocasiones también oían sonidos o frases. Estas imágenes no eran otra cosa que la sombra de figuras que los hombres hacían pasar entre el fuego de una hoguera y el fondo de la caverna.

Para estas personas esa era Su Realidad, ese era el mundo, esa era su educación, su percepción del mundo real. Continuamente veían las sombras de figuras de animales, herramientas y un sin fin de representaciones. Año tras año y durante toda su vida esta había sido su existencia.

Cuentan que uno de ellos se pudo liberar de sus cadenas, con esfuerzo se arrastro por la escarpada salida de la cueva, con sufrimiento y mucho trabajo pudo llegar a la salida de la cueva. En este momento le embargaba la duda, el miedo, el desanimo, la tristeza, la incertidumbre … pero continuó avanzando. Al acercarse cada vez mas al exterior, la luz del Sol iba siendo cada vez mas fuerte y sus ojos no estaban preparados para recibir los rayos del Sol. Tuvo que concederse tiempo antes de salir al exterior para acostumbrar a sus irritados ojos a la cegadora luz del Sol, otra vez hacían acto de presencia la duda y el miedo.

Ya en el exterior y consciente de que lo anteriormente vivido no había sido “la realidad”, sino únicamente representaciones y sombras de la realidad, pensó en volver a la caverna y liberar a sus compañeros. Imaginaba como ellos, al igual que el, podrían tomar contacto y ser conscientes del mundo en el que vivían.

Regresó a la caverna y comenzó a contar a sus compañeros lo que había encontrado en el exterior. Les explicaba como eran los arboles, como era un rio, una montaña … el mundo real. Cual fue su sorpresa, cuando se encontró con el hecho de que ninguno le creía, nadie quería acompañarle al exterior y ser liberados. Le criticaban diciendo que si eran desencadenados algo malo podía suceder, que podrían morir, que era allí donde ellos debían estar, que ese era su mundo, el mundo real.

¿Que ocurriría con tu vida si te dieses cuenta de que parte o todo lo que crees que es la realidad no fuese así?

Imagina por un momento que las cosas, el mundo, no es como tu lo has percibido y lo has hecho Tu Realidad. Imagina que esta es tu interpretación del mundo real. Has llegado a ver el mundo y la realidad en función de lo visto, aprendido y vivido durante toda tu vida. Y llegado a este punto te planteo una pregunta  ¿quien, como o a través de que medios has aprendido y dado como “La Realidad” el mundo en el que vives?  Al haberlo confirmado como realidad, ha llegado un momento en el que no te cuestionas nada de lo que ocurre en tu vida  o porque suceden las cosas.

Se pone de manifiesto como los hombres, en relación al conocimiento y a la educación o falta de ella, viven en la verdad o la ignorancia. Saber hacer distinción entre la opinión y el saber es una tarea olvidada.

Llega un momento para la mayoría de los hombres y mujeres en el que se pierde la inquietud por el conocimiento, pensamos que ya lo sabemos todo, o lo que es peor aún, que ya nos lo han enseñado todo y no tenemos motivo alguno para buscar un conocimiento mayor. Hoy no hay cavernas, pero hay medios de comunicación, gobiernos, organizaciones, incluso personas a nuestro alrededor que nos intentan transmitir su visión de la realidad.

Dejamos de investigar, de buscar nuevos puntos de vista, formas diferentes de ver una misma cosa, ….. dejamos de tener Ideas, ser creativos y transmitir ilusión y visión por el mañana.

Considero que en las escuelas se recibe Educación Formal, pero la Educación, el Conocimiento y la compresión de la realidad es una tarea educativa que dura toda la vida y tu debes ser tu único maestro. El único maestro que te lleve a buscar nuevos conocimientos, nuevas asignaturas en la vida, nuevos retos que hagan temblar de miedo para poder así superarte.

 

En definitiva, espero haber podido crear la inquietud suficiente para que te motives en saber mas, en ser mas y así poder ayudar mas a quienes te rodean.   ¡¡ SÉ QUIEN QUIERAS SER !!

 

Te envío un fuerte abrazo desde lo mas profundo de mi corazón, Adolfo Hernández.

Suscribete a nuestro boletín mensual
Boletín Mensual

crecimiento personal
#AdolfoHernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *